SE NOTIFICA QUE TODO EL MATERIAL GRÁFICO EXPUESTO EN ESTA PÁGINA ESTÁ PROTEGIDO POR EL DERECHO DE PROPIEDAD INTELECTUAL 'LA DIRECCIÓN NACIONAL DEL DERECHO DE AUTOR (Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. Buenos Aires - Argentina) Expediente N° 5055435'

------------POR LO QUE QUEDA PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL, SIN LA AUTORIZACIÓN ESCRITA DE SUS PROPIETARIOS.------------

viernes, 30 de diciembre de 2016

"PEROL DE IDEAS SUELTAS"

Ilustración y prosa de Oswaldo Mejía (Derechos de autor, reservados)

Llévame hacia esos lugares que dices, esos donde las flores son pintadas con lápices de colores y sus aromas provienen del aliento de bocas de miel y labios entreabiertos. Llévame allá, donde los faunos voyeristas atisban las caricias que prodigan las manos ansiosas; quiero ver esos dos soles que dan doble alegría a los pliegues de las pieles desnudas.
¿Podrías preparar sopa con esas piedrecillas azulinas que hay por doquier? ¿O sólo quieres que nos llenemos de viento y tiempo? Alguien me dijo que es bueno para exfoliar el alma…
Llévame a esos lugares que dices, donde las frutas tienen alitas de sedas y tules que vienen hacia tus manos adiestrándote para que me acaricies cuando estoy en celo. Llévame allá donde la noche cómplice permite el tanteo de tu estremecimiento; quiero correr desbocado por entre tu vientre, hurgando el cóncavo de tu cordura que tu deseo me ha de ofrecer.
¿Acaso piensas que si nos vestimos de ilusión nos importará el que nadie nos mire? ¿O crees que por cantar desafinado dejen las estrellas de brillar? Vine por un mimo y me quedé en ti.
Llévame hacia esos lugares que dices.
Llévame hacia allá.

Si ves que no camino de prisa, lleva a mi mente a pasear…


  (Pieza única. Año 2010. Medidas: 80 X 60 cms. Precio $.600 dólares americanos)

viernes, 9 de diciembre de 2016

"PARA MAYRA"

Vídeo 







Dedicado a mi hija unigénita. 
Muestra de parte de mi obra pictórica, sobre el fondo musical de la canción "Para Mayra", la cual compuse basada en un poema que escribí el día de su nacimiento, y que años más tarde arreglara musicalmente para hacerla parte de la discografía de mi otrora banda "Brebaje", donde ejecutaba la guitarra líder.



martes, 6 de diciembre de 2016

"PLASCEBO"

Ilustración y cuento de Oswaldo Mejía 
(Derechos de autor, protegidos)







(Extracto del Cap 5, Libro "Delirios del Lirio")

-Llegas muy a tiempo, mi viejo amigo, tengo algo que quiero compartir contigo. Lástima que no tengas boca pues sería lindo conversar fluidamente pero para mostrarte lo que he descubierto, basta con que puedas ver y oír. Dios te diseño así,  lo hizo adrede para que fueras un almacén de sabiduría y tu sapiencia no se extravíe entre palabras que pocos entenderían. Pero no te quedes ahí ¡Pasa, ven! No tengo mucho para invitarte, apenas unos bocados de maná que cogí esta mañana de mi jardín.
Mira ¿Ves este extraño libro cuyo único contenido es una receta? Lo hallé para deleite de nuestro espíritu. Dizque esta pócima tiene el poder de convertir a quien lo bebe  en antena receptora de mensajes emitidos por seres extraños que constantemente nos están vigilando desde más allá de donde penden las estrellas.
¿Estabas al tanto de ello? Vaya, vaya, veo que sí, has asentido con tu cabeza. Y si sabías de esto ¿Por qué nunca me lo comunicaste? Tus manos me hablan y yo entiendo lo que quieren expresarme, así como el brillo de tus ojos; siempre fueron muy elocuentes para mí
¿Dices que has visto a esos seres? ¡Jaaaaaaaaa-ja-Jaaaaaaaaa! No, por favor, no te enfades, no me estoy burlando, es que me sorprendiste… ¿Dices que eres uno de ellos y que viniste a cuidar de mí? Ciertamente, creo que estás loco ¿Acaso no soy yo quien cuida de ti y a menudo te provee comida? Aunque… ahora que reparo en ello…siempre te la llevas en los bolsillos, nunca te vi comerla ¡Lógico, si no tienes boca! Hay muchas cosas que se me pasaron por alto… tu salud…  jamás te he visto enfermo, no es natural, poco más, poco menos, alguna vez todos nos enfermamos... pero no tú, es extraño, ya lo creo. ¡Ey, tu risa! A pesar de tu incapacidad para exteriorizarla  ya que careces del elemento físico en pos de que el sonido se expanda, puedo percibir tu silenciosa carcajada ¡Ah! Te mofas de mi torpeza y distracción… jajaja, me has hecho reír de nuevo… es verdad, llevo años dándole comida a quien está falto de boca para ingerirla. Tienes razón, soy estúpido o  tal vez el loco sea yo…
¡Ya deja de reírte de mí! Es cierto, sí, soy un estúpido demente que por andar ensimismado, hurgando entre quimeras y sueños, descuido mi vida real, entonces el mundo que me rodea me es extraño, no consigo comprenderlo. Quita tus brazos de mí, no intentes consolarme, tu abrazo me hace sentir más ridículo aún.
¿Por qué te llevabas el alimento si no puedes ni necesitas comer? Aja, sí, sí, tu imaginario perro de dos patas que, según tú, es capaz de hacer música hasta con los latidos de su corazón. A él se la llevabas… la comida que yo te daba se la llevabas a tu imaginario perro de dos patas…
¡Ya suéltame! ¡Mira lo que has hecho! Por tu culpa he tropezado y tiré el saxofón. Un día de estos me dedicaré a ordenar este caos en el que habito, acorralado por objetos inútiles que se van amontonando, acaparando más y más espacio, bloqueándome la salida. Si, voy a tener que poner un poco de orden o ya no podré moverme ni siquiera para recoger maná de mi jardín y preparar bocadillos para tu imaginario perro de dos patas… pero eso será otro día.  Ahora leamos el libro que, para deleite de nuestro espíritu, hallé entre tantas futilidades. Escucha, escucha…(...)...





         (Pieza única. Año 2012. Medidas: 80 X 53 cms. Precio $.600 dólares americanos)

viernes, 2 de diciembre de 2016

NATUN ET ORBIS

Ilustración y poema de Oswaldo Mejía 
(Derechos de autor, protegidos)





Ven angelito mío...
ven, ven a volar.
Ven con tus tiernas alitas,
mis cielos has de surcar.

Quiero heredarte mi rumbo, nena...

estoy agotado ya.

Mis viejas alas cansadas, linda...
no me dejan remontar.
Ya no podré volar.
Quiero acariciar tus hombros...
quiero acariciar.
Porque asi tus alas grandes...
muy grandes serán.
Angelito mío...
angelito mío...
Mi cielo es para tí.



  (Pieza única. Año 2010. Medidas: 80 X 57 cms. Precio $.600 dólares americanos)