SE NOTIFICA QUE TODO EL MATERIAL GRÁFICO EXPUESTO EN ESTA PÁGINA ESTÁ PROTEGIDO POR EL DERECHO DE PROPIEDAD INTELECTUAL: "DIRECCIÓN NACIONAL DEL DERECHO DE AUTOR (Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. Buenos Aires - Argentina) Expediente N° 5055435" ... POR LO QUE QUEDA PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL, SIN LA AUTORIZACIÓN ESCRITA DE SUS PROPIETARIOS.

LLEGASTE HASTA AQUÍ CON LA LICENCIA PARA HURGAR Y PROFANAR ENTRE ESTOS MUNDITOS ALTERNATIVOS Y FANTÁSTICOS, PERO ¿QUÉ DEJAS DE PARTE TUYA?
FANTASEAR ES GRATUITO, PERO ALENTAR, APLAUDIR, DECIR "ME GUSTA", O DEJAR UN ABRAZO, TAMPOCO DEMANDA MUCHO ESFUERZO.

domingo, 29 de enero de 2017

"ITINERARIO PARA OLVIDAR"

Ilustración y cuento de Oswaldo Mejía (Derechos de autor, protegidos)

(Extracto del cuento)...Amigo mío,  el gran teatro del día acabó hace varias horas. El Sol se desangró y su luz ha huido, apenas si puedo distinguir tu rostro color azul. Tengo sueño y deseo recostarme entre esas piedras… mientras duermo, ellas quizás se animen a contarme de dónde vengo.
¡Amigo mío, despierta! ¿Quieres soñar lo mismo que estoy soñando?
¿Ves aquellas luces hiriendo la negrura de esta noche que se me antoja como antesala de malos presagios? ¿Ves aquella nave que acaba de descender?  Está cargada de jaulas que contienen seres muy tristes. No alcanzo a verlos con nitidez, pero calculo varios centenares de ellos. Su tristeza es tan grande que la percibo en el viento, tienen aroma a miedo y desconcierto.
Ahora sí puedo distinguirlos. Están vestidos de blanco y llevan un colgajo rojo pendiendo de sus frentes... ¿Los ves? Los que los arrean son muy diferentes, son los que poseen mandiles amarillos y guantes color naranja. Parecen no tener sentimientos ni remordimientos. No me equivoco, son crueles… Esos huelen a muerte.
¿Qué pensarán hacer con todos aquellos seres tan apenados? Los han separado en grupos, formando filas. Escasamente logro ver sus ojos en los laterales de sus rostros, no los veo claramente pero percibo que en ellos no hay lágrimas, sólo desconcierto, soledad y temor, pero todo lo asumen.
“¡Que estupidez más grande! La vida nunca deja de ser una broma cuyo único objetivo es burlarse de nuestra mísera condición de esqueletos recubiertos de músculos y huesos. Consigues harta y sabrosa comida cuando ya eres un viejo al que los médicos le prohibieron comer salado, dulce ni condimentos; y para rematar, ya no tienes dientes. Si hasta logras tener éxito luego que mueren tus padres y entonces no hay nadie detrás de ti que pueda sentirse orgulloso de tu triunfo… Quisiera reírme pero no puedo, esto duele.”
Perdona si me desvié del tema, pero me conoces de sobra; sabes que soy muy desordenado cuando me sumerjo entre los límites de la realidad y la fantasía.
Estoy acompañado de ti, soñando despierto, agazapados frente a un espectáculo de esta magnitud y no podemos compartir la visión pues no eres más que un osito de peluche azul al que se le cayeron los botones que fungían de ojitos pero bueno, aunque no puedas ver nada, al menos puedo invitarte a  acompañarme a mi sueño… o a mi pesadilla.
¡Dios mío! Los arreadores, los de mandiles amarillos y guantes color naranja están aporreándoles en la cabeza a los seres tristes de la primera fila. Uno a uno va cayendo, abatidos por los certeros golpes que esos desgraciados descargan sobre su nuca.
 ¡Esto es horrible! Muchos sangran profusamente por la nariz y la boca, retorciéndose en interminables estertores; creo que algunos han defecado pues sus traseros, repentinamente aparecen manchados de una viscosidad gris verdusca...
...(...)...


 (Pieza única. Año 2012. Medidas: 80 X 57 cms. Precio $.600 dólares americanos)

6 comentarios:

Deborah Guevara dijo...

Soy afortunada. Esta mañana me levante bajoneada y encontré esta maravillosa historia.

Benjamín Araujo dijo...

Estimado Oswaldo Mejía tu ficcioso relato retrata la cruel realidad.

Anónimo dijo...

Menos mal que de alguna forma llevas a tu osito incorporado a ti, pues es tu parte más frágil y tierna, a la vez que valiente. Todos llevamos algún osito o similar con nosotros. Lo importante, es tenerlo sirmpre como amigo. Muy buen escrito, Oswaldo. Un abrazo

Oswaldo Mejia dijo...

Benjamín Araujo. HERMANO MIO. ESTUVISTE AQUI Y DEJASTE LAS HUELLAS DE TU PASO POR ESTOS MUNDITOS QUE PROPONGO Y SUGIERO. PARA MI FUE UN PLACER SABERTE PASEANDO POR AQUI.

Oswaldo Mejia dijo...

ANA SEGURA MAQUEDA. HERMANA DEL ALMA ME HACE MUCHO BIEN SABER QUE VINISTE, TOMASTE MI MANO, Y JUNTOS PASEAMOS. TE QUIERO MUCHO.

Oswaldo Mejia dijo...

Deborah Guevara. GRACIAS POR ACOMPAÑARME SIEMPRE.