SE NOTIFICA QUE TODO EL MATERIAL GRÁFICO EXPUESTO EN ESTA PÁGINA ESTÁ PROTEGIDO POR EL DERECHO DE PROPIEDAD INTELECTUAL: "DIRECCIÓN NACIONAL DEL DERECHO DE AUTOR (Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. Buenos Aires - Argentina) Expediente N° 5055435" ... POR LO QUE QUEDA PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL, SIN LA AUTORIZACIÓN ESCRITA DE SUS PROPIETARIOS.

LLEGASTE HASTA AQUÍ CON LA LICENCIA PARA HURGAR Y PROFANAR ENTRE ESTOS MUNDITOS ALTERNATIVOS Y FANTÁSTICOS, PERO ¿QUÉ DEJAS DE PARTE TUYA?
FANTASEAR ES GRATUITO, PERO ALENTAR, APLAUDIR, DECIR "ME GUSTA", O DEJAR UN ABRAZO, TAMPOCO DEMANDA MUCHO ESFUERZO.

miércoles, 30 de marzo de 2016

"SI LA FANTASÍA ES CANTO, DÉJAME CANTAR UN POCO"

Ilustración y prosa de Oswaldo Mejía (Derecho de autor, protegido).


Sólo tomemos nuestras manos y demos unos pasos juntos. No importa si son sólo dos o cuatro, o un caminar toda la ruta. El sentir tus dedillos entre los míos será una expedición interminable. No digas nada. Es el silencio de nuestras pisadas la señal de que estuvimos aquí.

                                   

   (Pieza única. Año 1993. Medidas: 80 X 62 cms. Precio $.600 dólares americanos)


"IDEA PARA UN BRINDIS"

Ilustración y prosa de Oswaldo Mejía (Derechos de autor protegidos)

¿Pretendes arrebatarme la luz?
¿Pretendes sembrar en mí el temor a tropezar con mi propia cola?
No me pidas que sea sensato para atraer afectos. 
Déjame seguir siendo el licántropo incapacitado para mirar hacia atrás.
Sólo aspiro a ser el animal de siempre. No quiero ser un simpático santo. 
Déjame abandonar este estado de neurosis y temores.
No me pidas que sea coherente… no deseo convivir con mis herencias.
No siempre dos manos son suficientes para escribir una historia, pero sí es cierto que una basta para borrarla.
Quiero continuar siendo el lobo que deambula rebuscando la nada.
No estoy dispuesto a seguir cargando culpas ajenas sumadas a las mías.
Déjame devorar mis caramelos envenenados. 
No me pidas que sea coherente… no deseo convivir con mis herencias.
No siempre que se apuñala a un ángel se mata su aletear. Hay veces que su magia vuelve bajo una tupida pelambrera gris.


                                         





     (Pieza única. Año 1988. Medidas: 80 X 52 cms. Precio $.600 dólares americanos)

"HYRA"

Ilustración y cuento de Oswaldo Mejía (Derecho de autor, protegido)

(Extracto del cuento)

La horda venía del sur. Cual enjambre, cada vez eran más y no paraban de correr, siempre mirando hacia adelante. Únicamente voltearon para ver el nacimiento de su Reina, la voluptuosa madre dadora de vida, luego no pararon de correr. Miles de machos sementales copulaban sin cesar por cuanto orificio tenía la Reina… siempre a la carrera…
Ella, insaciable, acogía a todos. Quienes eyaculaban, caían rendidos y eran pisoteados y devorados por quienes venían detrás. Al igual que las piernas en trote, el festín de sexo nunca se detenía. Sólo la Reina ponía los huevos que posteriormente, serían más miembros para la horda. A la sazón había que mantener su fertilidad latente… siempre a la carrera…
Miles de manos escamosas llenas de polvo, mugre, sangre y babas, contribuían a excitar a la dadora de vida manoseando cada centímetro, cada pliegue de su piel... siempre a la carrera…
De los millones de huevos que de la Reina brotaban, muchos eran pisoteados y devorados por la horda. Los que lograban salir ilesos eran rápidamente acogidos y abrigados por obreros eunucos cuales madres sustitutas que, con el calor de sus cochambrosos cuerpos, los ayudaban a eclosionar…y la carrera de la horda continuaba. Copulando, dando vida, tragando restos, empollando huevos y siempre corriendo...

(...)... 








    (Pieza única. Año 1988. Medidas: 80 X 40 cms. Precio $.600 dólares americanos)