SE NOTIFICA QUE TODO EL MATERIAL GRÁFICO EXPUESTO EN ESTA PÁGINA ESTÁ PROTEGIDO POR EL DERECHO DE PROPIEDAD INTELECTUAL 'LA DIRECCIÓN NACIONAL DEL DERECHO DE AUTOR (Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. Buenos Aires - Argentina) Expediente N° 5055435'

------------POR LO QUE QUEDA PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL, SIN LA AUTORIZACIÓN ESCRITA DE SUS PROPIETARIOS.------------

viernes, 4 de noviembre de 2016

"HACEDOR DE DESTINOS"

Ilustración y cuento de Oswaldo Mejía 
(Derechos de autor, protegidos)





Extracto recortado...(...)...

¿Dónde estoy? ¿Qué lugar es este? No sé qué o quién soy. La oscuridad me envuelve, tengo frío, tengo mucho miedo; ni siquiera puedo saber qué aspecto tengo pues no logro distinguir nada. Quizás esté muerto y sin embargo no recuerdo haber nacido. Palpando puedo notar que poseo un cuerpo. ¡Sí,  tengo piernas y brazos!
 Me da pavor tocarme el rostro, me aterra darme cuenta qué soy pero asimismo me angustia esta soledad. Estoy recostado sobre una superficie muy dura. Debo ponerme de pie, me falta el aire, estoy empapado en sudor, un dolor insoportable me oprime el pecho. Debo pararme, mi instinto me dice que al hacerlo, menguará este sufrimiento. Mi desesperación me impulsa a erguirme, tomo envión y lo hago. La proximidad de la locura me indica que dé unos pasos, que huya, no sé de qué ni hacia dónde pero es necesario moverme. ¡DIOS! Mi tobillo derecho está fuertemente sujeto al lugar por un cordón que me lastima. Intento librarme pero todo esfuerzo resulta inútil, está muy ceñida mi atadura y resulta imposible liberar mi pie... ni modo. Bien, hay algo en mi interior que me dice que toda situación extrema requiere de una solución extrema.
Con las manos hurgo en lo que debe ser mi rostro. Descubro que tengo boca y dientes. Sin dudarlo me siento en el piso y curvando mi tórax, mi boca logra alcanzar mi pie. La primera dentellada me arranca dos o tres dedos. El dolor es intenso, no obstante debo soportarlo. Preciso alejarme del lugar pero esta ligadura me lo imposibilita. Continúo infiriéndome mordiscos, desgarrando músculos, huesos y tendones hasta que consigo zafarme de esta maldita atadura. No se hacia dónde pero debo moverme, debo alejarme de aquí…¡Pero ya!
Empiezo a caminar, mas aunque me invade la desesperación, lo hago con prudencia, temo golpearme. Sólo me guío por una brisa gélida que voy tanteando, es fría pero esperanzadora. Me doy de cabezazos contra las aristas e irregularidades de las paredes y el techo, entonces desisto de mi postura erguida, mejor avanzar a gatas y con una mano delante en pos de  precaver nuevas colisiones. Aun así, sin poder ver ruta ni destino, avanzo muy de prisa.
La brisa gélida se potencia y aunque estoy tiritando de frío, es estimulante saber que ese vientecillo helado que cala mis huesos proviene de algún lugar que tal vez sea mi única posibilidad de huida. Estoy cada vez más cerca, lo sé. El frío lacera mi piel desnuda, entonces no siento dolor en el desgarrado muñón que quedó donde antes hubo un  pie derecho...
A lo lejos veo una tenue lucecilla. No creo estar alucinando ¡Allí está! Debo darme prisa, tengo que alcanzarla. Mi ansiedad me obliga a ponerme de pie aunque medio agazapado. Como puedo, corro a fin de alcanzar la entrada por donde ingresa aquella luminosidad pero mi desesperación me juega una mala pasada. Descuidé la cautela que me guió hasta hace unos instantes, imperiosa cautela de tantear lo que podría hallar en mi ignoto camino y… ¡Estoy cayendo! Por efecto de la caída libre, siento mis órganos estrujados contra el tórax mientras la rugosidad de las paredes por donde voy cayendo, me desgarra la piel y los músculos. Al fin aterrizó sobre una superficie blanda, que reduce el impacto del porrazo final.
Estoy en medio de un lugar repugnante pero bajo un esplendoroso cielo azulado. Pasada la conmoción primaria, me doy a la tarea de observarme al detalle para reconocer mi cuerpo. Por vez primera puedo verme tal como soy. Mi cuerpo está casi enteramente cubierto de esta materia pestilente que amortiguó mi caída. En contraste a toda la inmundicia que me rodea, hay dos plumas blancas sobre mi muslo derecho. Debo salir de aquí…
Mientras camino me cruzo con seres muy parecidos a mí, salvo que ellos tienen la piel pálida y la mía es de color verduzco. Ellos caminan en sentido contrario a la dirección de su mirada, como si retrocedieran. Todos van en un continuo soliloquio consigo mismos. Nadie repara en nadie, por tanto tampoco reparan mí.

Estoy muy desconcertado y para colmo, el dolor del muñón que me quedó por tobillo, es cada vez más intenso. Quiero comunicarme, pedir ayuda… pero nadie se detiene. Todos van como autómatas con una ruta programada, siempre caminando hacia atrás.

...(...)...Recorte del extracto....





       (Pieza única. Año 2012. Medidas: 80 X 53 cms. Precio $.600 dólares americanos)

10 comentarios:

Adriana Claria dijo...

Interesante prosa que te sumerge en un profundo suspenso y una descripción final maravillosa....Te admiro, amigo mío.

Myriam Jara dijo...

Ah Oswaldo, sí que me sorprendiste con este relato, no la pintura; esa ya la conocía pero de relato... fuerte, muy fuerte... el color de azabache de sus cabellos...antes eran dorados... la vida fluye y vienen aires renovadores... congratulaciones, Maestro!!!!

Oswaldo Mejia dijo...

Adriana Claria. HERMANA DE MI CORAZON. MUCHAS GRACIAS POR PASEAR CONMIGO ENTRE ESTOS MUNDITOS.

Oswaldo Mejia dijo...

Myriam Jara. QUIEN MEJOR QUE TU PARA REFERIRSE A MI OBRA. HAS PARTICIPADO EN LA EDICION DE MIS LIBROS Y EN LA CORRECCION DE MUCHA DE MI LITERATURA, POR TODO ESO, TAMBIEN TE ESTARE ETERNAMENTE AGRADECIDO, ADEMAS DE EL HECHO DE ESTAR NUEVAMENTE AQUI. MUCHAS GRACIAS!!

Mizé dijo...

MEU QUERIDO AMIGO, ADORO SEUS TRABALHOS, BEM COMO AS PROSAS QUE OS ACOMPANHAM. PARABÉNS, E AGRADEÇO POR SEMPRE NOS BRINDAR COM SUA ARTE E ESCRITA. BJS <3

Oswaldo Mejia dijo...

Mizé. GRACIAS POR EL HONOR DE TU VISITA. UN ABRAZO.

Marie Javorkova dijo...

Skvělé, můj milovaný Oswaldo. Jsi stvořitel mimořádných světů. Plné nekonečné fantazie. Je to brilantní . Miluji Te, moje Lásko .

Oswaldo Mejia dijo...

Marie Javorkova. Miluji tě lásko. DĚKUJI ZA lásku. I LOVE YOU.

PHOTOS BY SILVANO FRANZI dijo...

Saludos Osvaldo !!

Oswaldo Mejia dijo...

PHOTOS BY SILVANO FRANZI. GRACIAS POR TU PRESENCIA AQUI. TE DEJO UN GRAN ABRAZO.